Sabrías decir como llueve en Galicia?

En Galicia, pocas veces no llueve……, y cuando llueve, se sabe cómo decirlo exactamente con sus más de cien palabras!!!!

Lluvia, en gallego, se puede decir de dos formas básicas: chuvia o choiva,  para ir variando según la intensidad de la misma.

La lluvia fina

Sin duda alguna, la más odiada por todos porque es la que más empapa y parece no parar, es el tipo de lluvia que más palabras cuenta para designarla: puede ser orballo, orballeira, orballada, chuvisco, chuviscada, chuviña, chuviñada…

Pero, si esta misma lluvia viene relacionada con viento del norte, entonces: babuxa, babuxada, barruxeira, barruxada, barruceira, babuña, barbaña, barbuza, barrallo, barrufa, barruñeira, barruzo, borralla o breca….

Y si viene con algo de polvo, pues: poalla, poalleira,  poallada, zarzallo, patiñeira, mexadeira, mollaparvos, mexaparvos…

La lluvia fuerte

Se denominan arroiada, ballón, basto, bátega, bategada, cebra, cebrina, chaparrada, chuvascada, chuvasco, chuvieira, cifra, ciobra, dioivo, treixeada, xistra o zarracina.

Si viene acompañada de rayos y truenos, treboada, torboada, torbón o trebón. También borrascada, cuando  se ha intensificado.

Cuando la lluvia viene acompañada de hielo o granizo con palabras como auganeve, calistro, cebrina, corisco, cebrisca, escarabana, nevada, nevarada, nevareira, nevarío, nevisca, nevarisca, pedrazo, salabreada, sarabiada o torba…

Cuando aparece la niebla y esta llega a mojar, se la denomina borraxeira, cegoña, fuscallo, borraxoia, brétema, néboa, neboeiro, nebra o zarrazina…

Expresiones

Además, por si esto fuera poco, hay muchas expresiones que se usan para decir la gran cantidad de lluvia que está cayendo, como “chover a ballón”, “chover a esgalla”, “caer a barullo”, “caer a choupón”, “caer a cichón” o “chover a caldeiros”.

Te animas a decir cómo llueve ?